Noticias y Publicaciones
13/12/2012
Riesgo País y Estudios Económicos

Coface degrada las evaluaciones de riesgo país de Australia y Nueva Zelanda, elimina la vigilancia positiva de Estados Unidos y sitúa bajo vigilan...

La desaceleración económica mundial se ha confirmado, en línea con la recesión en la Eurozona y la desaceleración de los mercados emergentes.

El crecimiento en los Estados Unidos parece haberse estabilizado (en torno al 2%), pero la mejora en el riesgo de crédito de las empresas estadounidenses está decayendo como consecuencia de la creciente preocupación que se cierne sobre la política fiscal que va a implementarse. Por lo tanto, se ha eliminado la perspectiva positiva que Coface había situado hace seis meses sobre la evaluación de Estados Unidos (A2).

La crisis sigue siendo muy fuerte en el sur de la eurozona, afectando a las economías más fuertes. Dado que el crecimiento es lento y los impagos tienden al alza, Coface sitúa las evaluaciones de Bélgica, Francia y los Países Bajos bajo vigilancia negativa.

Por otro lado, las evaluaciones de Australia y Nueva Zelanda han sido degradadas debido a los problemas que están teniendo que afrontar el sector industrial y de servicios, incluso cuando el crecimiento sigue siendo sostenido gracias al comportamiento del sector minero.

Estados Unidos: A2

A pesar de la previsión de crecimiento de un 2% para 2012, las previsiones de los hogares y las empresas se ven limitadas por la incertidumbre política, por lo que Coface ha decidido retirar la vigilancia positiva sobre la evaluación de Estados Unidos.

La aplicación del ajuste fiscal conforme a lo dispuesto por la ley de finanzas de 2013 podría dar lugar a una recesión notable durante el primer semestre del próximo año. Además la cifra de creación de empleo no es suficiente para poner en marcha la economía de forma significativa.

Los precios de la vivienda continúan recuperándose (+1,6% en julio), pero siguen siendo un 30% inferior al máximo registrado en julio de 2006 (S&P/Case Schiller). Por otro lado, la tasa de ahorro familiar está actuando como un valor de ajuste para sostener el consumo, mientras que la inversión empresarial y las exportaciones se están debilitando.

El número de quiebras ha disminuido, aunque sigue siendo superior al nivel anterior a la crisis.

Francia: A2 bajo vigilancia negativa

El gasto de los hogares comenzó a disminuir en el segundo trimestre de 2012, por lo que probablemente el PIB sufrirá una contracción en el tercer trimestre, tras tres trimestres consecutivos de estancamiento, en medio de un clima de negocios que se deteriora y una tasa de desempleo en aumento, por lo que el pronóstico de crecimiento para 2012 ha sido revisado a la baja hasta el 0,1%.

Los márgenes y el flujo de tesorería de las empresas se están debilitando y se ha registrado un aumento de los impagos durante los primeros ocho meses de 2012.

En cuanto al número de quiebras, se ha registrado una ligera disminución (-1,8%), pero existe riesgo de que el número de quiebras vuelva a aumentar este otoño.

Bélgica: A2 bajo vigilancia negativa

En medio de un débil contexto europeo ante las restrictivas medidas presupuestarias, la economía belga ha sido golpeada por:

- La contracción del PIB: -0,5% (1º y 2º trimestre) y -0,3% (a lo largo de un año en el 2º trimestre), que fue más grave en la industria que en otros sectores hasta llegar al estancamiento en el tercer trimestre.

- Una caída en la utilización de la capacidad de producción industrial: el 78% frente al 84% antes de la crisis, después de haber repuntado ligeramente en el periodo provisional (81% en 2010).

- La confianza de los hogares y empresarial es baja, como se refleja en la caída en el gasto del consumidor y en la mediocre inversión. En consecuencia, las empresas también se han visto afectadas.

- A lo largo de 8 meses hasta agosto de 2012, los impagos registrados por Coface se incrementaron más en volumen que en número, lo que indica que las reclamaciones han sido de mayor valor.

- Durante el mismo período de tiempo, el número de quiebras registradas por Statbel aumentó en un 4,4%. El deterioro se inició en 2011. Aunque menor que el aumento del 10% registrado en 2008/2009, no deja de ser significativo. El mayor incremento se ha producido en la construcción y el sector industrial flamenco.

Países Bajos: A2 bajo vigilancia negativa

La economía de esta zona es altamente dependiente del comercio exterior, que actualmente es el único motor de la actividad empresarial. La demanda interna sigue cayendo (descenso del gasto de los hogares en julio de 2012 por doceavo mes consecutivo), y se prevé una contracción del PIB en torno al 0,6% este año.

Los Países Bajos disponen de uno de los niveles más altos de endeudamiento de los hogares de la eurozona (126% del PIB), con una caída récord de los precios inmobiliarios entre julio y agosto de 2012 (-8% en un año), y un aumento de los créditos dudosos en el primer trimestre de 2012.

Las  quiebras aumentaron considerablemente (+25%), con un fuerte incremento en el índice de impagados de Coface en los primeros ocho meses de 2012.

Australia: A2

El crecimiento es dinámico (+2,7% previsto para 2012) pero hay signos de desaceleración a la vista, por lo que Coface ha decidido modificar la evaluación de riesgo país de Australia de A1 bajo vigilancia negativa a A2.

La industria de exportación (excluyendo minería) y el sector servicios siguen viéndose afectados por la fortaleza del dólar australiano (+10% desde junio frente al dólar estadounidense), mientras que la desaceleración de la demanda de materias primas en el exterior y de los precios de los productos básicos obliga a la postergación de algunos proyectos de inversión minera, motor tradicional del crecimiento.

Los hogares están muy endeudados y están aumentando el ahorro, lo que refleja una pérdida de confianza en las perspectivas económicas, y el Gobierno está endureciendo su política fiscal.

En cuanto a las quiebras, han continuado en aumento: +14% en el primer trimestre, lo que se refleja en el incremento del índice de impagados de Coface.

Nueva Zelanda: A2

El crecimiento es sostenido (2% previsto en 2012), pero el país está sufriendo una desaceleración de la demanda interna y externa, por lo que Coface ha decidido modificar la evaluación de riesgo país de Nueva Zelanda de A1 bajo vigilancia negativa a A2.

Los hogares siguen siendo cautelosos, dando lugar al desapalancamiento y a la regeneración de los ahorros. La demanda de viviendas de nueva construcción se ha visto limitada por el aumento de sus precios (+6% este verano en comparación con la máxima pre-crisis). La tasa de desempleo es alta (6,8%) en comparación con el estándar nacional habitual. La demanda de trabajo para la reconstrucción de Christchurch y Canterbury podría ayudar a rebajar la tasa, no obstante el empleo no ha mejorado en esta región durante el primer trimestre.

Las exportaciones se han visto perjudicadas por la fortaleza del dólar de Nueva Zelanda y por la desaceleración de la demanda externa de los países emergentes de Asia y Australia.

Las quiebras han aumentado un 57% entre los meses de febrero y abril de 2012 y un 95% en seis meses.

Contacto


Para más información:

Carolina CARRETERO
Tel. : (+34) 91 702 75 19
Mail : caroline.carretero@coface.com
 
Marta ESCOBAR
Tel. : (+34) 91 702 75 22
Mail : marta.escobar@coface.com

Parte superior
  • Spanish