Noticias y Publicaciones
12/03/2015
Riesgo País y Estudios Económicos

El retraso en los pagos de las empresas en China alcanza altos niveles: 80% de las empresas afectadas en 2014

El retraso en los pagos de las empresas en China alcanza altos niveles: 80% de las empresas afectadas en 2014
Descenso del crecimiento y aumento de la morosidad en 2015

La encuesta de Coface[1] sobre la gestión del riesgo de crédito de las empresas en China revela que 8 de cada 10 empresas sufrieron impagos en 2014. Coface, líder mundial en seguro de crédito, prevé que el crecimiento del PIB se ralentizará hasta un 7% en 2015 en China (frente al 7,4% en 2014). Las empresas deben enfrentarse a las presiones ligadas a su alto endeudamiento, costes financieros elevados y una baja rentabilidad, por lo que se espera que los impagos no mejoren a corto plazo.

 

Retrasos en los pagos de las empresas y préstamos no cobrados (NPL[2]): aumento del riesgo de  impago para las empresas

El 79,8% de las empresas entrevistadas señalaron retrasos en los pagos en 2014. Se trata de una ligera mejora con respecto a 2013, aunque se han mantenido altos niveles de impagos durante los últimos tres años (Anexo 1). Entre las empresas que sufrieron retrasos en los pagos, más de la mitad (56,7%) observó un aumento del número de impagos durante el año pasado, un 11,7% más que en 2013 (Anexo 2). En cuanto a la duración del impago, el 19,6% de los encuestados informó que el período de retraso promedio superó los 90 días en 2014, mientras que sólo el 17,8% mantuvo el mismo nivel que en 2013. Los resultados del estudio mostraron que, en general, el comportamiento de pago en China continuó siendo complejo en 2014.

Estas cifras están en línea con los datos de préstamos no cobrados (NPL) publicados por la Comisión Reguladora Bancaria de China. La tasa de morosidad (NPL) se elevó un 1,25% a finales de 2014. Definitivamente, el aumento del riesgo de impago no debe pasarse por alto.

"Si bien los datos de morosidad empresarial son considerados como un indicador de estancamiento económico, muestran la difícil situación a la que se está enfrentando la economía china, y confirman los resultados de la encuesta sobre el comportamiento de pago realizada por Coface", afirma Rocky Tung, economista para la región Asia-Pacífico. "La morosidad creció un 42,3% respecto al año anterior, a partir de finales de 2014, dirigida por el considerable aumento del 58,8% en los préstamos de dudoso cobro[3]. Estas tendencias muestran que el riesgo va en aumento, afectando tanto a la economía real como al sistema financiero".

 

El 62% de las empresas espera una desaceleración del crecimiento en 2015

El crecimiento del 7,4% interanual del PIB de China registrado en 2014 fue la tasa de crecimiento más baja en los últimos 24 años, y se espera que la desaceleración continúe a lo largo de este año. Coface prevé un crecimiento del PIB del 7% para 2015 y sitúa bajo vigilancia negativa la evaluación de riesgo país[4] A3 para China, reflejando la ralentización del crecimiento económico, el fuerte endeudamiento, los elevados costes de financiación y las dificultades de pago crecientes para las empresas de este país.

El dinamismo del sector inmobiliario es un riesgo que debemos mantener bajo vigilancia. La intención del gobierno es que el mercado inmobiliario no continúe deteriorándose – ya que,"la transmisión de derechos de uso de las tierras a los agricultores" es una importante fuente de fondos (28,2% en 2013). Teniendo en cuenta que China está trabajando para crear más de 13 millones de nuevos empleos, se espera que la inflación se mantenga baja (Coface prevé un 2,2% interanual para 2015). El mercado inmobiliario está mostrando los primeros signos de estabilización desde la retirada de las restricciones gubernamentales de compra en todas las ciudades excepto en 5 de ellas y la introducción de medidas de flexibilización monetaria (recortes de los tipos de interés en noviembre de 2014 y la reducción del coeficiente de reserva obligatoria en febrero). La  previsión de crecimiento del 7% de Coface, está en línea con el gobierno. Esto no será una sorpresa para las empresas Chinas, ya que el 61,7% de los encuestados cree que el crecimiento del PIB seguirá desacelerándose en 2015 (Anexo 4).

 

Desafíos a los que se enfrentan las empresas bajo la reforma estructural

Al mismo tiempo, la economía real de China se enfrenta a los crecientes desafíos en tres áreas principales:1) un alto nivel de endeudamiento, 2) altos costes de financiación; 3) baja rentabilidad causada por la sobrecapacidad en algunos sectores. Se están introduciendo medidas de flexibilización monetaria para suavizar el proceso de desaceleración del crecimiento. Si la financiación adicional de bajo coste no se concede a las partes que realmente lo necesitan y merecen, es improbable que se alcancen los objetivos principales de estas medidas, lo que causaría un aumento de la preocupación por la creciente presión sobre el crédito.

"Las medidas no tradicionales que podrían ayudar a aliviar los excedentes de liquidez en la economía real - en particular para las PYMEs - están en marcha, pero se necesita paciencia cuando las autoridades chinas lideran las reformas estructurales y financieras. Por ejemplo, la aprobación para la creación de bancos privados ayudará a cubrir las necesidades de las PYMEs, pero la instauración de éstos ha llevado tiempo después de su aprobación. Tendremos que esperar algún tiempo antes de poder comprobar los resultados a medio plazo", afirma Rocky Tung.

 

Sectores de alto riesgo: química, construcción, papel-madera y metalurgia

Se espera que los retos a corto plazo continúen en 2015 para las empresas en China. Coface ha evaluado 9 de los principales sectores de la economía china, desde la perspectiva de su comportamiento de pago y situación financiera.

 

150312_grafico1

 

En un contexto de ralentización de la economía, las empresas tienen que adaptarse al descenso del crecimiento de la demanda en general y se ven obligadas a buscar nuevos motores de crecimiento. Con un alto nivel de endeudamiento en China, hay una necesidad crucial de reducir los costes de financiación. El sector metalúrgico sigue siendo motivo de preocupación en el país. Mostrando signos de deterioro, tanto en el comportamiento de pago de sus empresas como en su situación financiera, el riesgo en el sector químico, construcción y papel-madera está aumentando.

 

_______

Coface realiza desde 2003 la encuesta de gestión de crédito de las empresas en China. La encuesta de 2014 es la 12ª edición, en la cual participaron 882 empresas de diferentes sectores, entre Octubre y Noviembre de 2014. La encuesta proporciona una mejor comprensión del comportamiento de pago de las empresas[6] con sede en China, así como de sus prácticas de gestión de crédito.

 

 

 

[1] Estudio realizado por Coface durante el cuarto trimestre de 2014.

[2] NPL: non-performing loan o préstamos no cobrados

[3] Préstamos de dudoso cobro: retraso del pago del préstamo de entre 91 y 180 días  y en el que no es posible obtener el pago completo de la deuda, ver Anexo 3.

[4] La evaluación de riesgo país mide el riesgo de impago medio de las empresas de un determinado país. Esta evaluación combina las perspectivas económicas y políticas, la experiencia de pago de Coface y el análisis del entorno empresarial de un país. Comprende 7 niveles: A1, A2, A3, A4, B, C, D y puede situarse bajo vigilancia.

[5] Apalancamiento y rentabilidad

 

 

 

 

DESCARGA EL INFORME COMPLETO

 CONTENIDO
  • Encuesta de comportamiento de pago
  • Comportamiento de pago de las empresas en 2014
  • Perspectivas para la economía china en 2015
  • Análisis sectorial

 

 

 

 

 

 

 

Descargar esta nota de prensa : El retraso en los pagos de las empresas en China alcanza altos niveles... (226,09 kB)

Contacto


Para más información:

Carolina CARRETERO
Tel. : (+34) 91 702 75 19
Mail : caroline.carretero@coface.com
 
Marta ESCOBAR
Tel. : (+34) 91 702 75 22
Mail : marta.escobar@coface.com

Parte superior
  • Spanish