Noticias y Publicaciones
11/09/2018
Riesgo País y Estudios Económicos

Grecia sale del programa de rescate internacional con empresas más competitivas y menos endeudadas

Grecia sale del programa de rescate internacional con empresas más competitivas y menos endeudadas
  • Se multiplican los signos de recuperación económica en Grecia
  • Las reformas han permitido sanear las cuentas públicas, restaurar la credibilidad de Grecia y fortalecer la confianza.
  • La crisis ha favorecido el saneamiento de las empresas.
  • Sobreviven empresas “zombis ”, debido a las insuficiencias en el marco legal de las insolvencias.
  • La debilidad de la demanda interna continúa limitando la recuperación.
  • Las empresas mejoran sus márgenes y se orientan hacia la exportación.

El retorno al crecimiento está lejos de borrar todos los estigmas de la crisis

Con su salida de los programas de rescate europeos, Grecia se dispone a poner fin a ocho años de crisis sucesivas. Por primera vez después de 2008, el PIB ha crecido por cuatro trimestres consecutivos. En 2017, el crecimiento alcanzó un 1,4%, impulsado por la inversión y por el dinamismo de la demanda externa. Este debería aproximarse al 2% en 2018, a pesar de la ligera desaceleración de la zona euro. Los hogares y las empresas griegos anticipan esta evolución económica, tal y como lo confirma el PMI, o Índice de Gestores de Compras (54 puntos de media en el primer semestre de 2018, tras cruzar el umbral de 50 puntos, sinónimo de expansión económica, en 2017), y también el indicador de confianza elaborado por la Dirección General de Asuntos Económicos y Financieros de la Comisión Europea.

Esta esperada recuperación se ha alcanzado a costa de un ajuste presupuestario profundo y de una devaluación interna severa, más marcada que en España y Portugal. De 2008 a 2015, Grecia ha perdido un 25% de su PIB, la inversión se ha contraído un 60% y la tasa de desempleo alcanza el 28%. Ciertos sectores, como la fabricación de muebles, los textiles o el cartón, observaron una caída de su valor añadido de más del 70%. Igualmente, en lo que respecta a las empresas, la cifra de negocios ha descendido un tercio y la tasa de inversión ha caído casi un 49%. Las microempresas y las Pymes, que emplean más del 60% de la población activa, son las más vulnerables: cerca de 250.000 Pymes han quebrado en este período.

Las insolvencias corporativas siguen siendo un problema infravalorado. Los datos disponibles no tienen en cuenta los procedimientos de pre insolvencia, ampliamente utilizados, y el sistema de liquidación es lento. Estas deficiencias propician la supervivencia de las empresas “zombis”, insolventes y no rentables, cuya proporción en Grecia es la más elevada entre los países de la OCDE.

Consecuentemente, el riesgo de insolvencia corporativa pesa sobre la rentabilidad de los bancos griegos, que a pesar de su recapitalización en 2015, siguen observando importantes tasas de créditos impagados.

Más competitivas, las empresas griegas se orientan cada vez más hacia la exportación

La consolidación presupuestaria y la devaluación interna han permitido, en cierta medida, reducir el doble déficit que causó la crisis. Las cuentas públicas registran excedentes primarios desde 2016 y la balanza por cuenta corriente se encuentra equilibrada desde 2015.

Se ha restaurado la credibilidad presupuestaria y financiera y las incertidumbres se han reducido considerablemente, permitiendo el retorno de Grecia a los mercados de deuda internacionales.

En lo que respecta a las empresas, las mejoras son, asimismo, notables: la reducción de los salarios ha favorecido la evolución de la competitividad de costes del país de cara a sus socios europeos, devolviendo dinamismo a las exportaciones, que han crecido un 27% entre 2008 y 2017. Esto ha sido particularmente beneficioso para las medianas y grandes empresas en algunos sectores manufactureros, como el refinado de petróleo o la industria farmacéutica.

Uno de los signos de una recuperación más duradera es el margen de las empresas griegas, que mejora desde el segundo trimestre de 2016, por encima de la media europea. Mientras que, por el momento, la debilidad de la demanda doméstica limita el ritmo de la recuperación, 2019 debería ser testigo de una rápida evolución de los ratios de rentabilidad corporativa y de una aceleración de la inversión.

 

Descargar Publicación

 

 

 

 

 

Descargar esta nota de prensa : Grecia sale del programa de rescate internacional con empresas más co... (267,01 kB)

Contacto


Para más información:

Carolina CARRETERO
Tel. : (+34) 91 702 75 19
Mail : caroline.carretero@coface.com
 
Marta ESCOBAR
Tel. : (+34) 91 702 75 22
Mail : marta.escobar@coface.com

Parte superior
  • Spanish