Noticias y Publicaciones
28/01/2013
Riesgo País y Estudios Económicos

La crisis para las empresas europeas está lejos de finalizar

Conferencia Riesgo País en París

Basándose en su contacto diario con empresas de todo el mundo, Coface ha realizado una prudente previsión sobre la situación de la economía mundial en 2013. La recuperación de los países avanzados sigue dependiendo de la deuda pública y privada. Por otro lado, los hogares y la confianza de las empresas no se ha restablecido, dado el empeoramiento de la situación del  mercado laboral y las reformas institucionales incompletas en Europa. La falta de transparencia en EE.UU. sobre la política presupuestaria también puede afectar el crecimiento americano. Coface prevé una recesión continua del -0,1% en la Eurozona, con una persistente contracción de la actividad en el sur de Europa. El crecimiento en EE.UU. se desacelerará al 1,5%, mientras que los países emergentes registrarán un crecimiento sano y sostenible del 5,2%.

 

En cuanto a las evaluaciones de países, las de Italia y España han sido degradadas por segunda vez en un año, mientras que la evaluación A1 de Japón ha sido puesta bajo vigilancia negativa debido al riesgo de caída de sus exportaciones, particularmente a China. Entre los países emergentes, Coface ha mejorado la evaluación de Indonesia, que ha demostrado una notable resistencia a la recesión de los países avanzados. Por el contrario, la evaluación de la India ha sido reducida a A4, y su modelo está siendo cuestionado seriamente.

 

"La probabilidad de una crisis sistémica en Europa es cada vez más remota, lo que puede considerarse una buena noticia.Sin embargo, la actividad en la Eurozona seguirá contrayéndose en 2013. El débil consumo, la austeridad presupuestaria y la desaceleración del mercado de trabajo, con las dificultades de las empresas ante la gran recesión de 2009, han provocado muchas y muy costosas insolvencias. Es cierto que la crisis financiera está en vías de solución, pero la crisis en la economía real, ilustrada por la persistente fragilidad de las empresas, no finalizará en 2013", afirma Jean-Marc Pillu, Consejero Delegado del Grupo Coface.

 

 

Las empresas europeas siguen luchando

La situación sigue siendo preocupante para las empresas europeas, a pesar de que el riesgo de una crisis sistémica ha disminuido y las exportaciones se han reavivado fuertemente en el sur de Europa. El insuficiente progreso en la reforma de las instituciones europeas, la rápida desaceleración del mercado de trabajo y el peso de la deuda pública y privada están minando la confianza de los actores de la economía real que están "en modo pausa", a la espera de una mayor estabilidad.

Ante esta situación de deterioro, Coface ha rebajado las evaluaciones deItalia y España a B, tras su degradación a A4 hace un año y la vigilancia negativa aplicada en julio de 2012. La actividad en estas dos economías en el corazón de la Eurozona se contraerá en 2013: -1% en Italia y -1,5% en España. Coface considera que las empresas españolas e italianas se enfrentaran a otro año negro en el que tendrán que hacer frente a un aumento continuo en el número de insolvencias y a la escasez del crédito bancario.

 

Los países emergentes capean el temporal...

Con el contínuo deterioro del riesgo en los países avanzados desde 2008, la mejora gradual de los riesgos empresariales en los países emergentes continúa. Coface atribuye la nueva jerarquía de los riesgos a la mayor resistencia de los países emergentes ante las crisis externas, como resultado de un mayor dinamismo, aunque prudente, en las políticas económicas. Por otra parte, el crecimiento económico en los países emergentes se beneficia de la constante expansión de sus clases medias.

En consecuencia, Coface ha mejorado la evaluación deIndonesia a B y se ha otorgado aFilipinas la evaluación B bajo vigilancia positiva. Con muy poca relación con la recesión europea, el alto crecimiento y el progreso de las finanzas públicas y de sus sectores bancarios, los riesgos se han reducido significativamente en ambas economías.

 

... aunque los riesgos no han desaparecido

Sin embargo, Coface continúa advirtiendo a las empresas de los riesgos persistentes en los países emergentes. Todavía hay tensión política y social, además de omisiones en el Gobierno. Una clase media en plena expansión es más exigente con respecto a las leyes, las medidas de lucha contra la corrupción, la libertad y la transparencia. Las instituciones políticas de los países emergentes se enfrentan al reto de adaptarse a la nueva situación.

 

  • La evaluación A3 deSudáfricase ha situado bajo vigilancia negativa debido al riesgo de aumento de la inestabilidad social, que es incompatible con un crecimiento que está muy por debajo del promedio de los países emergentes.
  • La combinación entre la lentitud de las reformas, las deficiencias en infraestructura y la incapacidad del Gobierno para responder a las nuevas expectativas de la clase media, junto con el crecimiento muy por debajo de su potencial, han provocado un aumento en la deuda de las empresas. Estos factores han llevado a Coface a rebajar la evaluación global de laIndia a A4y su evaluación de entorno empresarial a B.
  • La República Checa y Eslovenia, que dependen de la caída de la demanda en Europa Occidental, han visto situarse bajo vigilancia negativa su evaluación A3. Incluso Polonia, una de las economías mas cerradas, está empezando a verse afectada por la recesión europea. La desaceleración de la actividad y la fragilidad del sector de la construcción, han llevado a Coface a colocar su evaluación A3 bajo vigilancia negativa.
  • La persistente tensión política explica la retirada de la vigilancia positiva sobre la evaluación D deCosta de Marfil.
Descargar esta nota de prensa : La crisis para las empresas europeas está lejos de finalizar (149,04 kB)

Contacto


Para más información:

Carolina CARRETERO
Tel. : (+34) 91 702 75 19
Mail : caroline.carretero@coface.com
 
Marta ESCOBAR
Tel. : (+34) 91 702 75 22
Mail : marta.escobar@coface.com

Parte superior
  • Spanish