Noticias y Publicaciones
20/12/2012
Riesgo País y Estudios Económicos

Panorama Sectorial de Coface: Dos tercios de los sectores empresariales presentan riesgos

La economía mundial es analizada a través de 14 sectores empresariales en tres grandes regiones: Asia emergente, América del Norte y la Unión Europea. Este análisis se basa en tres indicadores principales: el dinamismo de la cifra de negocios de las empresas del sector, la solidez financiera y el riesgo de crédito, desarrollados por los economistas de Coface, extraídos de la experiencia de pago de las empresas y evaluados por los analistas de riesgos de Coface.

 
A nivel mundial, el riesgo de crédito varía notablemente según el sector de actividad:
  •  Farmacéutico, energía y transporte son resistentes.
  •  Agro-alimentario, automoción y electrónica deben vigilarse;
  •  Por el contrario, la construcción, la metalurgia y la venta al por menor están debilitadas y expuestas a un alto riesgo de crédito.
La industria siderúrgica china tiene un pronóstico favorable pero es frágil a corto plazo.

"La globalización exige una visión de los sectores que trasciende la lógica del país y tiene en cuenta las estrategias de las empresas en el mismo sector, las limitaciones de coste vinculadas a la evolución del precio de las materias primas, la adaptación a los cambios tecnológicos y los desplazamientos de la demanda hacia los países emergentes. Para un asegurador de crédito, en la crisis actual, la capacidad de identificar y comprender las tendencias de la industria le permite una mejor prevención de riesgos. El análisis de esta lógica sectorial de los expertos de Coface enriquece nuestras evaluaciones de las empresas y nuestra capacidad para garantizar las transacciones”, comentó Jean-Marc Pillu, CEO de Coface.

 

Los sectores se agrupan en tres categorías según el nivel de riesgo

Penalizado por la ralentización económica mundial y el crecimiento menos dinámico del comercio internacional, numerosos sectores empresariales están actualmente bajo amenaza. La experiencia de Coface demuestra que sólo unos pocos sectores están experimentando un nivel medio de riesgo de crédito.

 Sectores “resistentes”

El sector Farmacéutico se está beneficiando del aumento del gasto en salud. El Energético aprovecha su capacidad de generar flujo de caja. El Transporte marítimo y aéreo, aunque menos robusto en el plano financiero, dispone de un riesgo de crédito moderado a causa de una controlada política de riesgo.

 Sectores “a vigilar”

Por el contrario, el sector Agroalimentario, la Automoción y la Electrónica son considerados de riesgo por los expertos de Coface. Mientras que las industrias agroalimentarias y automovilísticas reaccionan de manera diferente según las áreas geográficas, la electrónica es una víctima tanto de la desaceleración económica china como de la recesión europea.

 Sectores “frágiles”

El panorama es particularmente sombrío para tres sectores de actividad: La construcción, la metalurgia y la distribución. Los Incidentes de pago son frecuentes y son evidencia de un riesgo significativo, en particular, en el sur de Europa.

La construcción es, por su naturaleza vulnerable al entorno económico de cada región. Si en los EE.UU. podemos esperar un ligero repunte de la actividad, en Europa las dificultades económicas siguen afectando a los hogares y las instituciones públicas, que están limitando sus inversiones sin la esperanza de una recuperación inmediata. En China se han tomado medidas para desinflar la burbuja inmobiliaria. El caso de la venta al por menor es diferente. Aunque la siniestralidad está cambiando de forma positiva, el sector está sufriendo, sobre todo a partir de la contracción en el consumo de los hogares en los países desarrollados.

 
La Siderurgia en China: una consolidación que conlleva riesgos a corto plazo

La industria siderúrgica es un símbolo del cambio de la demanda y la oferta hacia los países emergentes. En diez años, se ha observado un desplazamiento de la producción de acero de Europa a Asia, que ahora representa el 65% de la producción mundial. Al mismo tiempo, la demanda de acero ha cambiado también a los países emergentes, mientras que la demanda europea se ha reducido drásticamente. De hecho, los mayores clientes de las industrias siderúrgicas son las industrias automovilísticas y constructoras, con un 50% y 12% respectivamente. Actualmente ambos experimentan dificultades en Europa.

China, ahora el mayor productor y consumidor de acero, ha sido duramente golpeada por la contracción de la actividad del país y de sus principales socios comerciales, lo que se ha traducido en tensiones financieras. De hecho, el sector siderúrgico chino se caracteriza por un exceso de capacidad debido a la presencia de miles de productores, haciendo que las empresas sean vulnerables a la desaceleración actual. La reestructuración del sector, liderado por las autoridades chinas, trata de instigar un movimiento en la producción hacia el segmento de gama alta y aumentar el protagonismo del país en el mercado internacional del acero. Según Coface, el proceso de reestructuración podría, a corto plazo, dar lugar a un número importante de víctimas entre las empresas no viables que, a largo plazo, permitirá fortalecer al sector siderúrgico chino.

Contacto


Para más información:

Carolina CARRETERO
Tel. : (+34) 91 702 75 19
Mail : caroline.carretero@coface.com
 
Marta ESCOBAR
Tel. : (+34) 91 702 75 22
Mail : marta.escobar@coface.com

Parte superior
  • Spanish