Noticias y Publicaciones
17/11/2016
Riesgo País y Estudios Económicos

Se avecinan nuevos tiempos difíciles para la economía mexicana

Se avecinan nuevos tiempos difíciles para la economía mexicana
  • Se espera un crecimiento del PIB del 1,6 % en 2016 y del 1,5% en 2017.
  • La deuda pública aumentó del 38,3% en 2013 al 42,3 % en 2015. Se prevé que alcance el 45% a finales del año.
  • El gobierno presenta un recorte presupuestario de 240.000 millones de pesos mexicanos (aproximadamente 12.900 millones de dólares y 1,2 % del PIB).
  • Las perspectivas de deterioro macroeconónico tienen un claro impacto en el plano microeconómico.

Unas perspectivas económicas inciertas

En el segundo trimestre de 2016, la actividad ajustada estacionalmente sufrió una desaceleración del 1,5%, un descenso respecto al 2,5% interanual observado en el período anterior. La contracción de 1,5% intertrimestral de la industria fue el principal factor contribuyente a este pobre resultado, como consecuencia de la caída de la producción petrolera y de los inconvenientes que sufrieron los sectores de la fabricación y la construcción. El sector servicios también sufrió una ralentización durante este período, alcanzando una tasa de crecimiento de 2,4% interanual, una caída respecto al 3,4% observado durante el primer trimestre de 2016.

 

Se espera que los ingresos pierdan fuerza gradualmente

José Antonio Meade, recientemente nombrado Ministro de Finanzas de México, ha presentado un presupuesto para 2017 que evidencia las intenciones del gobierno de intensificar la austeridad. El presupuesto anunció un recorte del gasto de 240.000 millones de pesos mexicanos (aproximadamente 12.900 millones de dólares y 1,2 % del PIB). Este supera ampliamente los recortes de 169.000 millones de pesos en 2016 y de 124.000 millones de pesos en 2015. Muchas de las reducciones procederán del fondo de la petrolera estatal PEMEX (-5.300 millones de dólares). Podría parecer que el gobierno va en contra de sus propios intereses, ya que la reducción de las inversiones en la petrolera disminuiría aún más la producción de petróleo, limitando a su vez los ingresos fiscales.

A estas reducciones presupuestarias se suma la aguda depreciación del peso mexicano de este año (que resultó en un aumento de los precios de importación y de la inflación), que ha reducido el poder adquisitivo de los consumidores. En una comparativa de 61 divisas, el peso mexicano registró la tercera variación negativa en el período de enero a septiembre de 2016   (-12% interanual). Sólo fue superado por la libra británica y el peso argentino.

En el corto plazo, el entorno continuará siendo difícil y, en consecuencia, los sectores relacionados con el consumo privado están perdiendo impulso. Coface ha degradado su evaluación del riesgo para los sectores de la venta minorista y de la automoción mexicanos, mientras que los sectores dependientes de las materias primas permanecen expuestos al riesgo.

 

BARÓMETRO SECTORIAL

  • Industria automotriz: experimentando una desaceleración. Entre enero y septiembre de 2016, el sector se ralentizó hasta llegar a 0,9% interanual. Dado que la industria automotriz mexicana está altamente orientada a la exportación, sus mediocres resultados se deben principalmente a las bajas exportaciones – y a la particular debilidad de las ventas destinadas a EEUU.
  • Sector Agroalimentario: riesgos relacionados principalmente con la actividad agrícola.Este segmento permanece en alto riesgo debido a numerosos factores tales como la caída de los precios internacionales, el impacto de la depreciación de la moneda sobre los costes de los fertilizantes importados, los largos plazos de pago del sector, la relevancia de una buena gestión del flujo de efectivo para financiar las cosechas y las condiciones climáticas adversas.
  • Industria Química: aún no se beneficia de las reformas petroleras. Los efectos positivos de las históricas reformas energéticas, aprobadas en diciembre de 2013, aún no se han percibido, ya que la caída de los precios internacionales del petróleo han reducido el atractivo de este segmento para los inversores. El reciente recorte presupuestario de 5.300 millones de dólares en fondos para la petrolera estatal mexicana contribuirá aún más al deterioro de la producción de petróleo.
  • Construcción: la construcción civil debilitada por los escasos recursos públicos. Algunos proyectos de infraestructura han sido postergados o cancelados debido a la reducción de los ingresos fiscales de la industria petrolera. Para 2017, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción prevé una disminución de las inversiones públicas en construcción del 30%.
  • Servicios: se prevé una desaceleración del crecimiento. El relativamente buen comportamiento del sector servicios se ve respaldado por unos ingresos positivos. En el corto plazo, se espera una desaceleración de este ritmo de expansión, en la medida en que la población comienza a percibir los efectos negativos del endurecimiento del ciclo monetario y fiscal.
  • Sector farmacéutico: actividad sustentada por el aumento de la esperanza de vida.Este segmento presenta buenas perspectivas a largo plazo, ya que el país cuenta con una población en torno a los 120 millones de habitantes y la esperanza de vida va en aumento. En el corto plazo, sin embargo, el sector se verá afectado por los recortes en el presupuesto federal.
  • Venta minorista: se prevé un deterioro de los ingresos en el corto plazo.Tras el impacto que recibió durante la crisis económica de 2008-2009, el segmento ha registrado un sólido crecimiento. En julio de 2016, las ventas registraron un crecimiento interanual del 7,9%. No obstante, el crecimiento debería empezar a decelerarse, ya que los consumidores comienzan a experimentar los efectos del incremento de la inflación y de los tipos de interés.
  • Acero: debilidad de los escenarios global y doméstico.La producción de acero mexicana descendió un 0,3% interanual en los primeros ocho meses del año. El entorno permanecerá sensible en el corto plazo. En el plano global, parecería que el compromiso de China de reducir su capacidad total tardará en materializarse. Mientras tanto, el mercado doméstico mexicano seguirá viéndose parcialmente debilitado por la mediocre actividad de la construcción.

 

Descarga la publicación
  • Perspectivas económica inciertas
  • Barómetro Sectorial

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Descargar esta nota de prensa : Se avecinan nuevos tiempos difíciles para la economía mexicana (245,34 kB)

Contacto


Para más información:

Carolina CARRETERO
Tel. : (+34) 91 702 75 19
Mail : caroline.carretero@coface.com
 
Marta ESCOBAR
Tel. : (+34) 91 702 75 22
Mail : marta.escobar@coface.com

Ver también


Se avecinan nuevos tiempos difíciles para la economía mexicana

Parte superior
  • Spanish