Noticias y Publicaciones
24/04/2018
Publicaciones económicas

Riesgo cambiario en África: se atenúa en 2018, pero las reservas se han agotado

Riesgo cambiario en África: se atenúa en 2018, pero las reservas se han agotado

El riesgo de tipo de cambio sigue siendo relevante en el continente africano, tal y como lo evidencia la depreciación del kwanza angolés en más de un 30% desde la liberalización parcial del régimen de tipo de cambio en enero de 2018. El impacto de la caída de los precios de las materias primas, especialmente del petróleo a partir de 2014, ha desestabilizado a muchos países africanos. En línea con el pobre desempeño de sus principales economías (Nigeria, Sudáfrica, Angola), en 2016 el crecimiento de la región desaceleró hasta su nivel más bajo en 20 años. Sumados a la desaceleración de la actividad, la evolución de los precios de las materias primas han resultado en un deterioro de las condiciones comerciales y en una presión a la baja para la mayoría de las monedas africanas.

Los tipos de cambio de los exportadores de petróleo (liderados por Nigeria y Angola) y de recursos naturales (Mozambique, Zambia) han sufrido una intensa presión, que en muchos casos ha resultado en significativas devaluaciones, a pesar del uso de divisas para suavizar su magnitud. Desde 2013, la mayoría de las monedas africanas han perdido más del 20% de su valor. Para las empresas, estas devaluaciones resultaron en una aceleración de los aumentos de los precios de los productos importados, y en un incremento de su deuda denominada en moneda extranjera. Para los que exportan y/o importan desde estos países, la inestabilidad monetaria también representa mayores costes para las transacciones transfronterizas. En algunos casos (Nigeria, Angola, la República Democrática del Congo), la escasez de liquidez ha dificultado la repatriación de beneficios, así como el comercio dentro de las propias fronteras. Los controles de capital (Egipto) y/o los controles a la importación (Argelia), implementados para frenar las presiones del mercado cambiario también han tenido consecuencias directas para las operaciones corporativas.

En 2017, el movimiento de depreciación se atenuó gracias al aumento de los precios de las materias primas, pero – tal y como lo indica el índice de presión en el mercado cambiario utilizado en este estudio – las presiones negativas persisten en algunos países (la República Democrática del Congo, Etiopía, Angola, Liberia, Guinea). Para los países altamente dependientes de los ingresos derivados de lo recursos naturales, los desequilibrios relativos al severo deterioro de los balances fiscales y por cuenta corriente entre 2014 y 2016 siguen ejerciendo presión sobre los tipos de cambio. Además, dada la erosión de las reservas naturales durante este período, es preciso vigilar muy de cerca la vulnerabilidad a un nuevo shock externo.

 

Descarga la publicación

 

 

 

 

 

 

 

Descargar esta publicación : Riesgo cambiario en África: se atenúa en 2018, pero las reservas se ... (2,07 MB)

Contacto


Para más información:

Carolina CARRETERO
Tel. : (+34) 91 702 75 19
Mail : caroline.carretero@coface.com
 
Marta ESCOBAR
Tel. : (+34) 91 702 75 22
Mail : marta.escobar@coface.com

Parte superior
  • Spanish