Noticias y Publicaciones
24/09/2018
Riesgo País y Estudios Económicos

Análisis Sectorial de las 500 empresas más importantes de Europa Central y Oriental

Análisis Sectorial de las 500 empresas más importantes de Europa Central y Oriental
  • 2017,  un año rentable para Europa Central y Oriental: el crecimiento del PIB alcanza el 4,5%, el nivel más alto en ocho años
  • Las 500 mayores empresas del estudio registran mejoras en los ingresos, beneficios netos y contratación de personal
  • Sectores: Automoción y transporte lideran la primera posición, mientras que el petróleo y el gas vuelven a la normalidad después de una recuperación de los precios del petróleo en 2017.
  • Polonia alberga a la mayoría de las empresas más importantes del análisis

Coface presenta su décimo estudio anual sobre las 500 mayores empresas en Europa Central y Oriental. Este califica a las empresas por su cifra de negocio y analiza otros datos como el número de empleados, la estructura de las empresas, sectores y mercados, además de las nuevas evaluaciones de riesgo de Coface. La tendencia de los países de Europa Central y Oriental refleja el desarrollo en la región. Estos son los hallazgos principales:

En general, 2017 fue un año excelente para los países de Europa Central y Oriental y sus empresas más importantes. El crecimiento fue impulsado principalmente por un mayor consumo privado, el restablecimiento de la demanda externa de exportaciones, gracias a la recuperación de la zona euro, y por la mejora de la demanda en Rusia. El 80% de todas las exportaciones de esta región se dirigen a la Unión Europea, manteniéndose Rusia como un importante socio comercial para países como los de la Región Báltica.  Coface mejoró las evaluaciones de riesgo en varios países de la región, tales como Bulgaria, República Checa, Estonia, Hungría, Letonia, Rusia y Serbia, dejando solo a Croacia y Serbia con un riesgo alto de impago.

 “La economía en los países de Europa Central y Oriental está en auge, las empresas disfrutaron de un entorno macroeconómico favorable en 2017, con una tasa media de crecimiento del PIB del 4,5% (su nivel más alto en los últimos ocho años),  después de haberse registrado el 3,1% en 2016 y el 3,7% en 2015. Como consecuencia, el ranking de empresas finalizó el año con un aumento en la facturación del 11,8% a 652 mil millones de euros y un aumento  de la tasa de empleo del 4,7% a 2,4 millones de personas”, explica Declan Daly, CEO de Coface en Europa Central y Oriental.

Incremento en los ingresos, el beneficio neto y la contratación de personal

Los análisis muestran una Europa Central y Oriental fuerte y en expansión, con riesgos decrecientes en 2017, lo que se tradujo en mayores ingresos (+11,8%) e incluso en una mayor rentabilidad, con un aumento en el beneficio neto del 16,2% para las 500 mayores empresas de la región, que históricamente han sido grandes empleadoras en la zona. Teniendo en cuenta que el mercado laboral en Europa Central y Oriental se ha tornado más estricto y habiendo sido más difícil contratar personal cualificado, estas empresas aumentaron la plantilla en un 4,7%. La evolución positiva del mercado laboral en Europa Central y Oriental generó un aumento en los salarios y en la confianza del consumidor.

Sectores: la automoción y el transporte lideran la primera posición mientras que el petróleo y el gas siguen por el buen camino

Los tres sectores clave representados por las mayores compañías de la región (automoción y transporte, petróleo y gas y comercio no especializado) siguen representando casi el 60% de los ingresos generados. Sin embargo, en 2017 todas las industrias impulsaron el aumento en la facturación agregada.  Los mayores contribuyentes en cifras absolutas fueron los sectores de la energía, la automoción y el comercio, que también fueron los más numerosos en el ranking de  sectores. El beneficio neto también se desarrolló positivamente para la mayoría, con aumentos de entre el 5,0% (madera y muebles) y 51,4% (textiles, cuero y confección). Los mayores beneficios globales correspondieron a minerales, químicos, petróleo, plásticos y productos farmacéuticos (9,5 mil millones de euros). El sector de la construcción experimentó de nuevo dificultades, siendo la única industria que reportó pérdidas netas (-118,6%), a pesar de que los ingresos aumentaran en un 16%.

Automoción y transporte es el sector más amplio y beneficiario de la creciente demanda, especialmente en Europa Central y Oriental, donde se exporta la mayor parte de la producción. En esta región se observa un aumento progresivo de empresas automotrices, mientras que las que ya existen aumentan sus capacidades (como ejemplos recientes la nueva planta de Jaguar Land Rover en Eslovaquia y la de BMW en Hungría.

El pilar tradicional del ranking, que corresponde al sector de los minerales, productos químicos, petróleo, plásticos y sector farmacéutico, vuelve a la normalidad tras la recuperación de los precios del petróleo en 2017. Los minerales y el petróleo se beneficiaron de una recuperación en los precios del petróleo y un aumento de la demanda. Los productos químicos y plásticos registraron una mayor producción gracias a las nuevas inversiones y la sólida demanda tanto nacional como externa. Pharma se benefició del aumento del consumo de los hogares, del envejecimiento de la población así como del impacto positivo de las inversiones extranjeras directas (IED) y la mayor demanda en los mercados extranjeros.

El tercer sector en el podio es el comercio no especializado. La principal fuerza motriz del crecimiento de Europa Central y Oriental es el consumo de los hogares, que se aceleró especialmente en 2017 gracias a la disminución del desempleo y al aumento de los salarios. El aumento del gasto se registró en una amplia gama de categorías comerciales. Este sector, de nuevo es el que más empleo genera, representando casi un tercio de todos los empleados del ranking (608.000 personas), que supone un aumento del 6,3% con respecto a 2016.

"Las perspectivas para 2018 y los años posteriores son optimistas, aunque se debe esperar un debilitamiento de la expansión económica. Después de alcanzar un crecimiento máximo del 4,5% en 2017, Coface prevé una disminución al 4,1% en 2018 y al 3,4% en 2019 en la región de Europa Central y Oriental. Tal desaceleración no será profunda y las empresas todavía podrán beneficiarse de una demanda sólida. Los hogares seguirán apoyados por bajos niveles de desempleo y salarios crecientes. Una recuperación de las inversiones también contribuirá positivamente al crecimiento. Sin embargo, la escasez de mano de obra en la región ha aumentado a niveles elevados y se ha convertido en un obstáculo importante que limita la expansión comercial y económica", apunta Grzegorz Sielewicz, Economista Regional de Coface en Europa Central y Oriental.

 

DESCARGA EL INFORME COMPLETO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Contacto


Para más información:

Carolina CARRETERO
Tel. : (+34) 91 702 75 19
Mail : caroline.carretero@coface.com
 
Marta ESCOBAR
Tel. : (+34) 91 702 75 22
Mail : marta.escobar@coface.com

Parte superior
  • Spanish