Noticias y Publicaciones
31/01/2012
Riesgo País y Estudios Económicos

Construcción: riesgo de crédito persistente en la mayoría de los países

Sensibilidad coyuntural dependiendo de cada mercado y subsector

La intensidad de la actividad en el sector de la construcción varía dependiendo del impacto de la crisis en la economía de cada país y de acuerdo con la sensibilidad coyuntural, que varía de un subsector a otro. Los mercados emergentes se benefician de una fuerte actividad, que compensa la lentitud del desarrollo en otros mercados, y que favorece particularmente a determinados subsectores, tales como obras públicas, construcción no residencial privada e institucional. Por el contrario, los mercados desarrollados se enfrentan a una actividad moderada o estancada, con diferencias muy importantes en el sector de la construcción residencial dependiendo del área geográfica, entorno económico, condiciones de crédito, legislación fiscal, cantidad de viviendas disponibles y de los precios.

Este contexto económico frágil y variable, asociado a los cambios en la contratación del sector público y en la normativa, así como a las fluctuaciones en los precios de los materiales y en la demanda, explica el aumento de los incidentes de pago durante los primeros meses de la crisis en 2008 y de nuevo a partir de octubre de 2011.

La construcción en Europa dependerá de los planes de austeridad en 2012

Después de tres años de declive y una caída del 17% en la actividad durante este período, el sector de la construcción en Europa llegó a estabilizarse en 2011, particularmente en el sector residencial, a pesar de las disparidades entre países, que se podrían dividirse en tres grupos:

El primer grupo es aquel en el que la construcción ha sufrido un mayor golpe, y donde la recuperación llevará algún tiempo. Irlanda, Islandia, España, Dinamarca, Países Bajos, Grecia y Europa Central se han visto afectados por los significativos excesos en los precios y en la oferta y, por tanto, seguirán sufriendo un gran número de incidentes de pago.

 

  • El segundo grupo, Reino Unido, Francia, Bélgica e Italia, ha sufrido menos la crisis, y las empresas incluso se recuperaron en 2010. A pesar de esto, han registrado una nueva caída debido a la persistencia de precios excesivamente altos. Los incidentes de pago siguen siendo muy frecuentes, especialmente en el Reino Unido, donde el número de quiebras es más significativo.

 

  • En Francia, las empresas se enfrentan a una dura competencia para obtener contratos, incluso cuando esto significa tener que ajustar mucho los márgenes, teniendo en cuenta los aumentos de precio de las materias primas. En el primer trimestre de 2011 hubo un descenso en las quiebras respecto al primer trimestre de 2010, aunque el número sigue siendo mucho mayor que antes de la crisis.
  • El tercer grupo está formado por aquellos países en los que la crisis no ha afectado al sector de la construcción: Alemania, Austria, Noruega, Suecia, Finlandia y Polonia. El nivel de quiebras es, sin embargo, mayor que en otros sectores, y afecta principalmente a las empresas que trabajan en un solo sector y cuya actividad es de carácter regional.
  • Para 2012, Coface prevé una ligera progresión de la actividad en el sector de la construcción en Europa, siempre que continúe la recuperación del sector residencial. Sin embargo, el sector de la construcción se verá afectado por los planes de austeridad. Se espera que las obras públicas y la construcción institucional se estanquen como consecuencia de las restricciones presupuestarias. La construcción de locales comerciales e industriales también podría verse afectada por la incertidumbre económica.
Norteamérica: gran disparidad entre EE.UU. y Canadá

En los Estados Unidos, la combinación de la caída de los precios con los crecientes costes ha debilitado el sector. La inversión en construcción se redujo un 2% en los primeros 11 meses de 2011. Aunque el descenso afecta a la mayoría de los subsectores, la construcción de obra nueva se ha visto especialmente afectada. La construcción no residencial también continúa sufriendo debido a las dificultades presupuestarias de los estados y municipios. En Canadá, la recuperación que comenzó a principios de 2010 explica el bajo nivel de incidentes de pago registrados por Coface. No obstante se espera una fuerte desaceleración en el sector de la vivienda en 2012, debido al endurecimiento de las condiciones de acceso al crédito.

Asia-Pacífico: recuperación en la actividad

La construcción en la zona Asia-Pacífico es relativamente optimista. En 2012 la actividad se recuperará bastante bien en Japón y Nueva Zelanda, en respuesta a la necesidad de reconstrucción derivada de los desastres medioambientales que han sufrido. En Australia, el dinamismo del sector se verá afectado a corto plazo por la incertidumbre económica, aunque se espera que la actividad aumente a medio plazo gracias a una demografía favorable.

  • En el caso de China, las ventas han caído desde 2010 tras las medidas adoptadas por las autoridades para enfriar el mercado inmobiliario, en particular restringiendo los préstamos bancarios al sector. Se espera que la actividad en el sector residencial privado descienda ligeramente debido a la caída de las ventas, los ajustes de precios y el aumento de los niveles de stock, pero esto será compensado, en parte, por el lanzamiento de un nuevo programa público de construcción de viviendas sociales.El auge de la construcción ha generado la aparición de empresas internacionales en China, no sólo en la construcción, sino también en la producción de materias primas y maquinaria. Estos recién llegados están cada vez más presentes en zonas emergentes, particularmente en África y Oriente Medio.

Contacto


Para más información:

Carolina CARRETERO
Tel. : (+34) 91 702 75 19
Mail : caroline.carretero@coface.com
 
Marta ESCOBAR
Tel. : (+34) 91 702 75 22
Mail : marta.escobar@coface.com

Parte superior
  • Spanish