Noticias y Publicaciones
17/11/2017
Riesgo País y Estudios Económicos

Embargo sobre Catar: Manejable por el momento, pero no de forma permanente

embargo Catar

El 5 de junio de 2017, Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Bahréin (conocidos como el cuarteto árabe) anunciaron que rompían relaciones diplomáticas con Catar, debido a sus vínculos con Irán y las acusaciones de apoyo a grupos extremistas. Aunque el embargo ha tenido algún impacto sobre Catar, por el momento, el país ha sido capaz de minimizar los efectos de la crisis. Sin embargo, la mayor amenaza para la economía catarí es la posibilidad de que la crisis se prolongue demasiado.

 

Una situación bajo control, gracias al apoyo del gobierno

Hasta este momento, Catar, el mayor exportador mundial de gas natural licuado, ha sido capaz de minimizar los efectos del embargo, principalmente gracias a sus reservas de efectivo y oro. El gobierno ha tomado medidas inmediatas y efectivas, que junto con el aumento de las exportaciones de energía, han mitigado las dificultades derivadas de la crisis. Coface prevé que la economía de Catar crezca un 3,4% en 2017 y un 3% en 2018.

El apoyo del gobierno, principalmente mediante el depósito de miles de millones de dólares en el sistema bancario local, ha ayudado hasta ahora a la economía catarí a mitigar los impactos negativos de la crisis, incluso aunque los residentes del Golfo hayan comenzado a retirar sus depósitos. Otra medida ha sido reorganizar las cadenas de suministros, en cooperación con otros socios regionales e internacionales, como Turquía. Mientras tanto, las exportaciones de hidrocarburos de Catar continúan aumentando. Durante la primera mitad de 2017, las exportaciones de gas natural catarí aumentaron un 19,3% respecto al año anterior, mientras que las exportaciones de petróleo se incrementaron un 31,6% durante el mismo período.

Resistencia del sistema bancario nacional

Los depósitos públicos continúan siendo una fuente clave de financiación del sistema bancario de Catar. Su porcentaje sobre el total de los depósitos aumentó en agosto hasta el 38% partiendo del 32% de junio, ya que el gobierno realizó una inyección de efectivo en el sistema bancario para compensar la disminución de la financiación externa. La financiación de los bancos comerciales procedente del Banco Central de Catar (QCB) también desempeña un papel importante en el mantenimiento de la liquidez del sistema bancario. En adelante, a pesar de las persistentes salidas de capital debidas a la crisis diplomática no resuelta, la calidad de los activos del sistema bancario continuará siendo alta, ya que los bancos están respaldados por grandes reservas de capital público, que mantienen la liquidez a niveles confortables.

 

A medio plazo podrían surgir dificultades si no se encuentra una solución rápida a la crisis

Si las partes involucradas tardan más de lo esperado en alcanzar una solución, los costes de las importaciones podrían aumentar todavía más. Esto impediría el crecimiento de varios sectores clave como el de la construcción, donde los precios podrían aumentar debido al incremento de los costes de los materiales. Como consecuencia, el crecimiento podría ralentizarse, a pesar de las intervenciones del gobierno para reducir los riesgos financieros y fiscales. Por otra parte, las continuas incertidumbres políticas tendrían como resultado la disminución de las inversiones, particularmente en los sectores no relacionados con los hidrocarburos. Esta situación, junto con el endurecimiento de la política monetaria (debido a la vinculación de la divisa al dólar estadounidense) y una disminución del apoyo público, podría moderar el crecimiento de los sectores no relacionados con los hidrocarburos.

El sistema bancario también podría verse afectado por el debilitamiento de las condiciones económicas, un menor ánimo inversionista, y la salida de capitales; por lo que es importante vigilar la liquidez del sistema bancario catarí.

En resumen, cualquier otro deterioro de la situación actual podría tener costes adicionales para la economía catarí. Estos impactos negativos podrían mitigarse si los precios energéticos continúan recuperándose. La expansión del sector de la construcción y nuevos proyectos infraestructurales mantendrían el impulso de otras actividades productivas. Estos desarrollos fomentarían el crecimiento en sectores no relacionados con los hidrocarburos.

Descarga la publicación

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Descargar esta nota de prensa : Embargo sobre Catar: Manejable por el momento, pero no de forma perman... (197,67 kB)

Contacto


Para más información:

Carolina CARRETERO
Tel. : (+34) 91 702 75 19
Mail : caroline.carretero@coface.com
 
Marta ESCOBAR
Tel. : (+34) 91 702 75 22
Mail : marta.escobar@coface.com

Parte superior
  • Spanish