Noticias y Publicaciones
17/05/2016
Publicaciones económicas

Brasil: un país en profunda recesión espera ansiosamente las decisiones del nuevo Gobierno

Picture to illustrate the new coface panorama

Brasil ENTRÓ EN RECESIÓN TÉCNICA EN EL SEGUNDO TRIMESTRE DE 2015.

Su economía sufrió una contracción del 3,8% en 2015, originada principalmente por la caída libre de la inversión y el colapso del consumo. La actual recesión y el escándalo de corrupción conocido como Operación Carwash han impactado en la primera, mientras que el segundo se ha visto afectado por el aumento del desempleo, el crecimiento negativo de los salarios reales y el deterioro de las condiciones de crédito.
El Gobierno tampoco ha podido contener el peligroso curso de sus gastos y en 2015 se registró un segundo año de déficit fiscal primario - una clara señal de la falta de disciplina fiscal. Tras una primera revisión a la baja de Brasil de A4 a B en septiembre de 2015 (véase la escala), en enero de 2016 Coface otorgó al país una nueva evaluación C,  que representa un riesgo alto.

El 12 de mayo de 2016, la presidente Dilma Roussef fue temporalmente retirada de su cargo, después de que el Senado votase a favor de su juicio político. Estos procedimientos se iniciaron tras la violación de la Ley de Responsabilidad Fiscal y se relacionan sobre todo con las irregularidades fiscales. Ahora que el vicepresidente Michel Temer (Partido del Movimiento Democrático Brasileño) ha asumido la presidencia, la Cámara Alta tendrá 180 días para proceder con el juicio. Si dos tercios de la Cámara Alta votan a favor, Dilma será destituida definitivamente, en cuyo caso, Temer asumirá el resto del mandato presidencial, que termina en 2018.

Se espera que en el corto plazo la confianza comience a mostrar signos de mejora, gracias a la esperanza que despierta el nuevo Gobierno. Sin embargo, Temer ha asumido su cargo con un débil  apoyo de la población, ya que no fue elegido directamente y su partido también está fuertemente asociado con los escándalos de corrupción del caso Carwash. Mientras continúan  las investigaciones, nuevos escándalos podría ver la luz en las noticias durante los próximos meses. El vicepresidente no tendrá mucho tiempo para implementar mejoras en términos de compromiso fiscal o de su habilidad para negociar con el Congreso, con el fin de aplicar las medidas necesarias para impulsar una recuperación económica.

La actividad no se recuperará en 2016 y Coface prevé una contracción del 3% del PIB para este año. El escenario de debilidad se ha contagiado a los principales sectores de la economía, resultando en un aumento de la tasa de insolvencia. El barómetro sectorial de Coface evidencia  que los principales segmentos de actividad están en alto riesgo. Las perspectivas son aún peores para la construcción, la industria automotriz y la metalurgia, que actualmente están en riesgo muy alto. Es poco probable que esta tendencia se revierta en el corto plazo, ya que la recesión continúa socavando la rentabilidad.

 

DESCARGA LA PUBLICACIÓN

Mini-150x198px
  • A Una economía colapsada espera la resolución del nuevo Gobierno
  • El juicio político está ganando fuerza
  • Barómetro sectorial
  • Conclusión

 

 

 

 

Descargar esta publicación : Brasil: un país en profunda recesión espera ansiosamente las decisio... (1,66 MB)

Contacto


Para más información:

Carolina CARRETERO
Tel. : (+34) 91 702 75 19
Mail : caroline.carretero@coface.com
 
Marta ESCOBAR
Tel. : (+34) 91 702 75 22
Mail : marta.escobar@coface.com

Parte superior
  • Spanish