Desaceleración económica y aumento del número de insolvencias: ¿Cuáles son las perspectivas para las empresas de Europa Central y Oriental?

Descargar documento(s)

- Las insolvencias empresariales en Europa Central y del Este (CEE) aumentaron en 2023. - Nueve países experimentaron un mayor número de quiebras (República Checa, Estonia, Hungría, Lituania, Polonia, Serbia, Eslovaquia, Eslovenia y Rumania), mientras que solo tres países registraron una disminución (Bulgaria, Croacia y Letonia). - Los resultados económicos de la región seguirá por debajo de su potencial en 2024.

La recesión económica originó una caída del crecimiento medio del PIB de la región, disminuyendo del 4,0% de 2022 a sólo el 0,5% en 2023, lo que se tradujo en la tasa más baja de este siglo (excluyendo la crisis financiera mundial de 2009 y la pandemia de 2020). República Checa, Estonia, Hungría, Letonia y Lituania llegaron incluso a registrar tasas de crecimiento negativas en 2023.

EL AUMENTO DE LOS PROCEDIMIENTOS DE INSOLVENCIA REFLEJA EL DÉBIL CRECIMIENTO ECONÓMICO

"La región de Europa Central y Oriental experimentó un aumento del 38,6 %1 en los procedimientos de insolvencia de 2022 a 2023, lo que supone otro año de crecimiento de dos dígitos. Este aumento se vio impulsado por una combinación de factores internos y externos que amplificaron los retos a los que se enfrentan las empresas de la región, especialmente las tensiones geopolíticas y las presiones inflacionistas que condujeron a las empresas a aguas turbulentas". explica Grzegorz SIELEWICZ, Responsable de Investigación Económica de Coface para Europa Central y Oriental. 

Las consecuencias de la invasión rusa de Ucrania resonaron en toda la región, sobre todo debido a su proximidad geográfica, interrumpiendo las cadenas de suministro y contribuyendo a un aumento de los precios de la energía. Estas perturbaciones externas, unidas a retos internos como la escasez de mano de obra y la escalada de los costes de los insumos, han pesado mucho sobre las empresas, provocando un aumento significativo de las insolvencias. Los sectores de la construcción y el comercio, en particular, se han llevado la peor parte de la oleada de insolvencias, lidiando con la escasez de mano de obra, las presiones salariales y la ralentización de la demanda.

MIRANDO HACIA EL FUTURO, EL CAMINO HACIA LA RECUPERACIÓN PARECE DIFÍCIL

"Esperamos un nuevo aumento de las insolvencias en 2024, aunque a un ritmo menor que el año anterior. A nivel mundial, las empresas seguirán sin alcanzar su pleno potencial de crecimiento económico, como resultado de los retos a los que se enfrentan en el día a día de sus negocios", añade Jarosław Jaworski, CEO de Coface en la Región de Europa Central y Oriental.

El entorno empresarial en 2024 estará marcado por un crecimiento limitado de la facturación, márgenes decrecientes y desafíos continuos para las empresas exportadoras, debido a la atonía de la demanda exterior, en particular de Alemania, que sigue siendo el principal socio comercial de la mayoría de las economías de Europa Central y del Este. Sin embargo, en el horizonte se vislumbra un repunte impulsado por el consumo, sobre todo de artículos de primera necesidad, que respaldará la actividad económica de la región. No obstante, las empresas se enfrentan a la creciente presión del aumento de los precios de las materias primas y de los costes laborales, incluida la subida de los salarios mínimos en los países de la región.

 

¡Descarga ahora nuestro estudio completo!

1 Source Coface

Autores y expertos