Actualidad Económica
22/12/2023
Corporativas

Por qué necesitas Información Comercial para gestionar tus riesgos en exportación

Riesgos exportación

En plena era de la información, las empresas suelen tener dificultades para encontrar información veraz sobre las operaciones de sus socios comerciales y proveedores. Aunque el software y el análisis de datos han avanzado considerablemente, el enorme volumen de información disponible puede complicar a las empresas exportadoras extraer información relevante y actualizada sobre los riesgos asociados a las transacciones comerciales con sus socios. Pensemos, por ejemplo, en la cadena de suministro moderna.

 

Una empresa puede contar con un gran número de socios internacionales o incluso subcontratas de proveedores. En caso de crisis, como puede ser una catástrofe natural o una pandemia, la complejidad de la cadena de suministro puede encubrir puntos débiles y riesgos críticos. Dado que la historia reciente nos ha enseñado que todo puede cambiar en un instante, las empresas necesitan disponer de información de calidad para tomar decisiones operativas con conocimiento de causa. Analicemos las amenazas a las que pueden enfrentarse las empresas, cómo la falta de información puede agravar los riesgos y qué pueden hacer las empresas para aumentar su resiliencia.

 

Alcance de los retos

Las empresas siempre tendrán que hacer frente a factores que pueden afectar negativamente su crecimiento o a las operaciones. Asegurarse de que la empresa conoce todos los retos a los que puede tener que enfrentarse es vital para su continuidad y éxito.

Algunos de los obstáculos más comunes a los que se enfrentan las empresas exportadoras son:

  • Falta de transparencia de los socios: Es importante que las empresas lleven a cabo la diligencia debida sobre los nuevos socios comerciales, pero las limitaciones de tiempo y recursos pueden afectar negativamente a la calidad de estos análisis. Si, además, sus socios comerciales se encuentran a cientos de kilómetros de distancia, puede ser difícil completar la información necesaria por teléfono o por email. Si multiplicamos esta dificultad por todos los socios con los que hacen negocios, encontramos un gran vacío de información que entraña graves riesgos.
  • Mercados y culturas desconocidos: Los socios comerciales de otros países pueden tener costumbres y prácticas empresariales totalmente diferentes. A veces son conocidas, pero las reglas no escritas pueden crear escollos invisibles. Las barreras lingüísticas también pueden dar lugar a malentendidos que afecten a las relaciones comerciales. Aunque, en teoría, las empresas pueden solucionar este problema contratando internamente a alguien familiarizado con las culturas extranjeras, quizá no sea factible hacerlo en todos los mercados en los que se opera.
  • Cambios políticos y económicos: El mundo está en constante cambio, y los conflictos políticos o la volatilidad económica en otro mercado pueden afectar gravemente a las operaciones de una empresa. Sin embargo, los matices de estos acontecimientos son a menudo difíciles de comprender cuando se está alejado del foco la situación. Cambios como un aumento de los impuestos o nuevos aranceles pueden sorprender a las empresas que no disponen de información sobre el terreno.
  • Facturas impagadas: Todos los tipos de empresas se enfrentan al riesgo de impago, pero el problema de las facturas impagadas es mucho más difícil de resolver con socios comerciales extranjeros. Esto puede deberse a la distancia o a que el comprador no responda a las comunicaciones. En cualquiera de los dos casos, las facturas impagadas pueden acarrear graves problemas de tesorería a las empresas.

 

¿Qué tipo de información empresarial se necesita?

Hay un factor común a todas las dificultades mencionadas: la falta de información comercial. Cuando no se dispone de la información necesaria sobre la capacidad de pago de los socios, una empresa no puede gestionar, optimizar ni proteger eficazmente sus ventas. En términos generales, hay tres grandes bloques de información comercial que pueden ayudarte a conocer mejor a tus compradores.

  • Datos básicos de la empresa: Todo, desde la información de contacto y el domicilio social hasta los datos de inscripción en el registro mercantil, el número de IVA, el historial de pedidos y la información legal y de seguros.
  •  Datos financieros: Incluye beneficios, ratio de endeudamiento, flujo de caja, evaluación crediticia, puntuaciones comerciales, registros de insolvencia o eventos legales, incidencias de pago y mucho más.
  • Información de riesgos: El entorno empresarial, la geopolítica, las previsiones económicas, vulnerabilidad a las catástrofes naturales o cambios normativos.

 

Cómo se benefician las empresas de la inteligencia empresarial?

Disponiendo de esta esta información, las empresas exportadoras pueden analizar mejor los riesgos y gestionar una estrategia, evitando potencialmente las crisis de tesorería y los impagos.

Sin embargo, aunque lo ideal es poder acceder a datos relevantes y actualizados, en la práctica, no suele ser la realidad para muchas empresas. Se necesita una gran cantidad de tiempo, esfuerzo e inversión para buscar, extraer e interpretar esta información para todos los mercados y socios extranjeros. Ahí es donde Icon de Coface te ayuda, proporcionando a tu empresa la información que necesita, de forma estructurada e incluyendo, como valor añadido la información de pagos de millones de empresas.

Dependiendo de tus necesidades, disponemos de diferentes productos de inteligencia para ayudar a tu empresa a obtener la información que necesita para evaluar adecuadamente los riesgos, gestionar las ventas y desarrollar su negocio de forma segura.

  •  Informes Comerciales: Facilitan información económico-financiera clave sobre proveedores y socios, presentada en informes fáciles de entender y estandarizados. Además, incluyen la experiencia de pagos de Coface. Los informes sintetizados proporcionan acceso inmediato a la información básica, mientras que los Completos proporcionan una visión más amplia.
  • Evaluaciones de crédito: Aprovechamos la información de crédito des nuestra actividad como aseguradora de crédito para producir una recomendación del límite de crédito sobre una determinada empresa.
  •  Evaluación del riesgo deudor (DRA): Este indicador mide la capacidad de una empresa para cumplir sus compromisos financieros en un plazo de 12 meses. El nivel del riesgo se expresa en una escala del 0 al 10.

 

¿POR QUÉ COFACE?

Coface cuenta con más de 75 años de experiencia en todo el mundo y una amplia red global:Nuestra amplia experiencia nos posiciona como un referente en gestión de riesgos.

  • Disponemos de una amplia base de datos internacional, con información actualizada y contrastada sobre millones de empresas.
  • Un equipo especializado de más de 700 suscriptores y analistas de riesgos, suscriben riesgos por valor de más de 650.000 millones de euros, garantizando la protección frente a los impagos.
  • Al operar en 200 países, tenemos un acceso único a la información internacional, lo que nos permite realizar estudios macroeconómicos y análisis sectoriales en profundidad.

Ponte en contacto con nosotros hoy mismo para comenzar a desarrollar tus ventas con seguridad. 

Parte superior